Desde Cuba: Reflexões de um estudante de medicina sobre o Haiti

Algunas reflexiones sobre la catástrofe y la ocupación de Haití

Hace una semana el mundo fue sorprendido por la noticia del terremoto que azotó a ese hermano país caribeño.  Toda su historia anterior y su realidad trágica – producto del colonialismo, del bloqueo a que fue sometido luego de su heroica independencia, las sucesiva ocupaciones y golpes de estados exógenos, del imperialismo y, en definitiva, del capitalismo – eran ignoradas por el nauseabundo occidente, solo acostumbrado a reaccionar ante los hechos movidos por la sensiblería (parecido al llanto de las telenovelas). Pero, ¿por qué hay  tanta pobreza en Haití? ¿Qué habían estado haciendo los demás países, principalmente los ricos, para aportar al desarrollo de la república más pobre de nuestro hemisferio?

Sumado a la gigantesca catástrofe humanitaria, otra gran amenaza se viene concretizando… ¡Están ocupando militarmente a Haití!

Estados Unidos ya controla el aeropuerto de Port-au-Prince, y decide quién entra o sale… De hecho, ha impedido que varios vuelos de distintos países lleguen, y están acaparando la ayuda humanitaria en el aeropuerto. Más de 10 mil marines yanquis han arribado, y empiezan a moverse por la devastada capital y el interior del país. Están ocupando incluso hospitales e impidiendo que la gente necesitada acceda a ellos. Se trata de la AA, fuerza elite paracaidista, creada en 1917 para la intervención yanqui en la primera guerra mundial. Es fácil ver su símbolo negro en el brazo derecho del uniforme camuflado que llevan. Entre sus “hazañas”:  la intervención en la guerra de Corea, la ocupación de República Dominicana en el 65, la Guerra de Vietnam; la invasión a Grenada; la Contra en Centroamérica; la ocupación de Panamá al final de los 80; y más recientemente: Kwait, Bosnia, kosovo, Afganistán, Irak, y ahora Haití, aprovechándose de tan cruenta situación..

Brasil está orgulloso de contribuir al caos y a la violencia como jefe de las fuerzas de MINUSTASH, y están enviando en la misma maleta de la ayuda humanitaria, armas y balas de goma para dispersar a los hambrientos. Las imágenes que nos llegan aquí en Cuba son espantosas. La gente peleando con palos en las manos por algo que les impida morirse de hambre, mientras los soldados, apuntando sus armas, les dan su ración, indiferentes, como si se trataran de animales.

Estados Unidos, país que controla a través de sus agencias todos lo que se publica en los principales medios de comunicación masiva del mundo, trata de silenciar la ayuda del único país que ya aportaba solidaridad al pueblo haitiano antes del terremoto: Cuba. Hay más de 400 médicos cubanos allí, aparte de los estudiantes y médicos haitianos que se encontraban aquí formándose, que se incorporaron a la brigada médica cubana en Haití.

Y es tanto el acumulo de absurdos, que un personaje de la ultraderecha cristiana estadunidense, Pat Robbinson, en un programa de televisión, afirmó que lo qué sucedía a Haití era castigo de Dios por un pacto que los negros habían hecho con el demonio para liberarse de los franceses en 1804.

Para que tengamos una idea: 70 % de la ciudad ha sido destruida por el terremoto principal, de 7,3 grados en la escala, y sus réplicas (más de 800 de distintos grados). Se dice que la energía liberada por dicho evento es comparada a la liberada por la explosión 400 toneladas  de TNT, y equivale a 30 veces a la liberada por la bomba atómica de Hiroshima; el 70% de la población haitiana vive por debajo de la línea de la pobreza; y más de 7 mil cuerpos han sido enterrados en fosas comunes.

Haití fue la colonia francesa en la que 400 mil negros se rebelaron contra 30 mil blancos y fundaron la primera República Negra en la historia, en 1804, y el primer país Latinoamericano en lograr su independencia. En mi opinión, protagonizaron la primera gran revolución social y política de la época contemporánea, ya que la independencia de las 13 colonias a la metrópoli inglesa no representó una ruptura en la estructura clasista de aquella sociedad (Tomas Jefferson siguió siendo dueño de esclavos negros), y la Revolución Francesa de 1789, fue, al fin y al cabo, burguesa e imperial (quizá por eso las tropas de Napoleón Bonaparte hayan sido estruendosamente derrotadas por el ejercito de la naciente República Haitiana, como contundente simbolismo histórico).

¡No nos preguntemos cuantas veces doblan las asas del colibrí, sino qué estamos haciendo por Haiti!

La noche del jabalí. Alí Primera.

Daniel Sabino

Anúncios
Esta entrada foi publicada em Fora de Pauta com as etiquetas . ligação permanente.

Uma resposta a Desde Cuba: Reflexões de um estudante de medicina sobre o Haiti

  1. dsoares08 diz:

    “Em um dos textos que recentemente circulei, cometi um erro garrafal, talvez imperdoável, e quisera desculpar-me. O deslumbrante e soberbo Palácio Nacional de Port-au-Prince, que estabelecia cruel contraste com a pobreza reinante no país, não foi construído no século XIX. Foi, mais precisamente, no ano 1918, com desenho de Georges Baussan – famoso arquiteto haitiano que realizou seus estudos na Ecole d’Architecture de Paris –, depois de que o primeiro edificio nacional fosse destruido por uma bomba durante um atentado ao presidente Cincinnatus Leconte.

    O Palácio de Baussan – como também é conhecido –, que levou 5 anos para ser construído, veio a baixo em apenas minutos que durou o terremoto. 3 cúpulas do edifício foram destruídas, deixando a sala do presidente Preval, a sala do Conselho de Ministros, a sala da Primeira Dama e a sala de conferencias sepultadas sob os escombros. Autoridades afirmaram que esse será restaurado, não demolido, e segundo dados oficiais, a cifra de mortos já ronda os 170 mil.

    E como comecei falando de erros. Pois bem. O show que os golpistas hondurenhos haviam montado por fim culminou. A junta de Comandantes das Forças Armadas, acusados de expulsar do país o presidente Zelaya à Costa Rica durante o golpe de Estado do dia 28 de junho do passado ano, foram finalmente absolvidos pela Corte Suprema golpista, que em sua sentencia argumentou que os militares haviam atuado para “preservar a democracia”. Mel Zelaya abandonou hoje o país em direção à República Dominicana, depois de haver permanecido 4 meses na embaixada brasileira em Tegucigalpa. Assume a presidência Porfírio Lobo e o golpe de estado fica legitimado finalmente.

    A história julgará os fatos que se sucederam em Honduras, um pequeno, mas aguerrido país da Nossa America irmã, e dará a dimensão adequada a cada ação tomada.

    Agora vai saber aonde erraram os Haitianos…

    Daniel Sabino
    La Habana
    27 de Janeiro de 2010.”

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s